EL NIÑO ENTRE LOS CINCO Y DIEZ AÑOS

» Aquellos padres y maestros que consideren al niño tan moldeable que piensen poder formarlo solamente a través de persistentes impresiones exteriores, todavía no han llegado al conocimiento de la verdadera naturaleza de la psique. La psique puede compararse con una planta, pero no con un pedazo de barro. Pues el barro no puede crecer, se le da forma total y completamente desde fuera. Por el contrario, una planta recibe su forma desde dentro, es decir, de sus fuerzas interiores de crecimiento»

A. Gessell
«Dedicado especialmente a todos los que somos mamás y papás, y además nos sobra un poquito de cariño para cuidar de nuestras hortalizas y flores…..»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *