Untitled Post

«En cuanto padres y madres de una generación de niños sobreestimulados y ocupados, si podemos aminorar nuestro ritmo de vida cotidiano. Podemos dar otra forma a nuestras vidas, que se han vuelto sobrecargadas y demasiado tensas. Podemos dar a nuestros hijos e hijas menos actividades y más espacio para respirar, menos clases y más tiempo para que hagan sus propios descubrimientos. Podemos hacer un examen a fondo de nuestras agendas sobrecargadas y nuestras vidas apretadas, y abandonar las actividades y compromisos que no nos enriquecen. Podemos tomarnos las cosas con más calma y exigir menos a los niños. Podemos proteger y respetar los momentos tranquilos, sin programación, y ofrecérselo a nuestros hijos»
«La voz de los niños» Katrina Kenison

2 comentarios en «Untitled Post»

Responder a paloma Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *