Untitled Post

Hoy hago mías estas palabras de Mercé Castro:

“En general me siento mejor, creo que todos nos sentimos mejor. Pero los ataques de añoranza son imprevisibles. Llegan casi de repente e inundan la piel, el corazón, las células y las moléculas. Me duele el pecho, se me hace un nudo en la garganta y los ojos se llenan de lágrimas, que no salen. La presión aumenta mil atmósferas”
Nota: Mis lágrimas si salen, ayer me decía una amiga que debía estar haciendo una limpieza buenísima, porque lloro y lloro y lloro…sin ningún tipo de pudor (aunque todavía me da vergüenza llorar delante de aquellas personas con las que no tengo suficiente confianza, pero no lo puedo evitar. Preguntarme ¿cómo estás? y ponerme a llorar es todo uno).

Hola

¡¡¡Regístrate para no perderte nada de paideia en familia!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos
Responsable Paloma Estorch Ruiz +info...
Finalidad Gestionar y moderar tus comentarios. +info...
Legitimación Consentimiento del interesado. +info...
Destinatarios No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal +info...
Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicional Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.