MATES ESPONTÁNEAS

El día 5 fuimos a la cabalgata de los Reyes Magos y los niños volvieron con un «precioso botín» (los bolsillos llenos de caramelos). Normalmente no les dejamos comer chucherias pero de vez en cuando hacemos excepciones y esta es una de ellas. Al llegar a casa cogieron rotuladores y papel y mientras yo cambiaba al bebé les oía como clasificaban los caramelos por colores (sabores), decidieron apuntar cuantos había de cada, luego sumaron el total, fueron haciendo grupos de tres para ver si sobraba alguno, comprobaron para cuantos días tendrían suponiendo que comiesen uno diarío, ¿y si comian dos? No, no…que mamá no nos deja tantos…..
O sea !que son capaces de sumar, restar, dividir, llevar la contabilidad! !Y sin errores!

6 comentarios en «MATES ESPONTÁNEAS»

  1. A mi tambien me encanta cada vez que me llevo estas sorpresas,el nuestro està muy metido con las letras y con los números,le encanta jugar a ser cajero de supermercado,aunque hoy cambiò el rubro,era dueño de una papelerìa.
    Es que los miedos son nuestros,ellos estan todo el dia aprendiendo,pero siempre nos hace falta alguna «pruebita».
    Menos mal que Camilo siempre me hace quedar mal jajjaja y el hace que no sabe nada de nada con la gente que no conoce.
    Por lo demàs aquì seguimos,entretenidos con las contracciones,la nena que no para de hacer gimnasia ritmica,y Camilo preguntando todos los dias cuantos dias faltan!!!!
    Un beso

  2. Los mios tb son especialistas en dejarme mal…!Que horror! Los malos ratos que nos hacen pasar, je,je…Tienes razón, nuestros miedos son terribles…. Un beso y otro para la gimnasta.

  3. Je, je. ¡Que gracia! Mis hijas hicieron exáctamente lo mismo con los caramelos que recogieron de la Cabalgata. Salvo que, en lugar de puntos de colores utilizaron la inicial del nombre de cada color y contaron y clasificaron de la misma manera…

    Enhorabuena por el blog. Está genial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *